Con  Marc nos fuimos a uno de esos lugares mágicos. Esos bosques que tanto nos  encantan y que, aunque no lo parezca, tan cerca están. Nada más llegar la magia  hizo de las suyas e hizo que Marc brillara durante toda la sesión. Ahí van  algunas fotografías para que veáis que es cierto. Puede que no os lo creáis,  pero,  durante la sesión Marc voló con su propia nave espacial y levantó a todo  el estadio con sus goles ;)


Tarragona -2018-

Using Format