Sara y Hèctor lo tenían muy claro... "No va a ser una boda, queremos UNA FIESTA". No lo podían haber definido mejor. Fue una FIESTA con mayúsculas, de la que participaron todos sus familiares y amigos. Preparada con mucho detalle y dando la mayor importancia a disfrutar de y con su gente. Y como no podía ser de otra manera, en aquellos días de diluvios en la zona, el tiempo se tomó un respiro y nos dejó el día perfecto para SU FIESTA...

Using Format